Historia de Sabina, nuestra abuela

apartamentos-sabinas-historia-abuela

Nuestros apartamentos est√°n dedicados a Sabina, nuestra abuela.
Una mujer trabajadora, de gran coraje y emprendedora.

Os vamos a contar un poquito de su historia:

Sabina naci√≥ el 31 de diciembre de 1910 en Zegama, un peque√Īo pueblo de Guip√ļzcoa, cercano a San Sebasti√°n.

Con 14 a√Īos comenz√≥ a trabajar en la papelera cercana a su pueblo. Todos los d√≠as bajaba desde el caser√≠o en la monta√Īa a la f√°brica a trabajar. En el colegio adem√°s solo les ense√Īaban a coser.

Carmen, la hermana mayor, fue la primera en salir en busca de nuevas oportunidades. Consigui√≥ trabajo en el hotel Jauregi en Fuenterrab√≠a. Eran los a√Īos 20.

Todo comenzó hace ya casi un siglo. Desde entonces nuestra familia ha seguido siempre vinculada a la hostelería.

Fuenterrab√≠a en aquella √©poca era un importante lugar de veraneo de las clases acomodadas. La disposici√≥n y esfuerzo de la t√≠a Carmen le permiti√≥ ascender desde aprendiz hasta convertirse en primera doncella. Fue entonces cuando recomend√≥ a Sabina. Estuvieron all√≠ varios a√Īos.

Despu√©s vinieron el Hotel Orly y el Hotel Mar√≠a Cristina (donde se celebra todos los a√Īos el Festival de Cine) en San Sebasti√°n. Durante esta √©poca no solo aprendieron a servir, tambi√©n recibieron una intensa formaci√≥n en protocolo. Los clientes de estos hoteles eran principalmente arist√≥cratas y militares de alta graduaci√≥n. All√≠ Sabina y su hermana conocieron a Don Isidoro propietario de varios hoteles que les ofreci√≥ trabajo en Zaragoza.

Siempre juntas aceptaron la propuesta.

A√Īos m√°s tarde surgi√≥ la oportunidad: el Hotel La Pampa estaba en alquiler. Las hermanas se unieron y emprendieron su primer proyecto en solitario. La Pampa era una pensi√≥n-restaurante frente al Mercado Central. Sabina y Carmen vieron porvenir en el proyecto y llamaron a Modesta y Jacinta amigas y hermanas vecinas de Zegama.

Fue entonces cuando sus cuatro socias cambiaron de nombre al lugar. La Pampa paso a llamarse Laurabak que en vasco significa 4 unidas (Carmen, Sabina, Modesta y Jacinta).

Juntas decidieron ampliar el restaurante que estaba en la primera planta con un bar en la planta calle. En aquella época el Mercado Central era el centro del comercio de la ciudad y el bar se convirtió en el punto de encuentro de los comerciantes.

Laurabak se hizo popular por su comida. Era otra manera de entender la cocina fusionando la tradición vasca y la aragonesa.

Después vendría la guerra en la que pasaron grandes dificultades y el negocio pasaría a llamarse Vasconia. El bar se convirtió en un lugar frecuentado por militares famoso por el buen café que se servía. Fue allí dónde Sabina conoció a mi abuelo Antonio y fue en el Vasconia donde nació mi madre.

El 1 de Mayo de 1950 Sabina y Antonio compraron la Posada de las Almas y empezaron juntos un nuevo proyecto, siempre junto a la tía Carmen. Pero esta otra gran historia merece un capítulo aparte.

Contacto

Apartamentos Sabinas en Zaragoza